Las literatura española se trataba de una de las más importantes del mundo por su riqueza cultural y su propagación, bastantes de sus ediciones fueron transcritos a todos los lenguas posibles que se hablan en el mundo. Una de las obras más reconocidas ya no solo de nuestra humanidades, sino de la Literatura Universal, ocasionado por las oposiciones motivadas en torno a su origen y autor, fue La Celestina, ó además denominada Comedia ó Tragicomedia de Calisto y Melibea, depende de las etapa. La autoría de esta magnífica novela se otorga a Don Fernando de Rojas, si bien existen algunas teorías sobre quien ha podido relatar de estos textos. La generalidad de los investigadores estiman la autoría a Fernando de Rojas, realzando que la escribió en 2 momentos de su existencia, la 1ª parte cuando era estudiante en la Universidad de Salamanca, y por miedo a la inquisición, al ser judío confeso, no reconoció la publicación. La 2ª parte la realizó mucho más tarde, en el momento que fue adulto de ahí las divergencias retoricas entre las partes, motivadas por la edad del creador y los cambios de la sociedad de la ocasión. Nos rememoramos conforme a los datos al reinado de los Rr.cc. en España, donde se provoca la Unión de los reinos de Castilla y Aragón, la Reconquista a los árabes de la península ibérica, la invasión de América y la expulsión de los judíos acosados por la Inquisición.

pañales de tela

Los expertos de la letras han discutido bastante sobre cómo de catalogar el libro y en que género encuadrarla, en la novela ó en un drama, llegando a el resumen que es una publicación que combina diversos géneros literarios que si bien tenga diálogos no se recomendaría interpretar por ello que se narrara.

La Celestina tuvo en su fecha multitud de ediciones. Tenemos que diferenciar dos partes la publicación de la Comedia en el cual el texto tenía de 16 apartados y la Melodrama en el cual el escrito ya tenía 21 capítulos.

La edición más vieja de La Comedia de Calisto y Melibea está datada del año 1499 en Burgos, según ciertos investigadores, al no disponer de esta publicación que se ubica en Nueva la primera hoja, La Celestina puede que no sea la más antigua y prodría ser otra de Toledo del año 1500, ya no solo por no tener la 1ª hoja sino porque el autor era de Castilla la Mancha y con certeza la primera edición la habría encuadernado en esa parte y no en Burgos. Se considere mil quinientos ó mil cuatrocientos nonenta y nueve el primer año de publicación de el libro, lo cierto es que obtuvo un alto éxito, que dio lugar a diversas ediciones consecutivas de la Farándula que como hemos mencionado poseía de dieciseis apartados.

pañales de tela

Posteriormente, unos tres años transcurridos, en 1502 se lanza una moderna edición de la obra que lleva por título La Tragicomedia de Calisto y Melibea con 21 episodios. El acogimiento de la moderna edición, llamada desde del siglo XVII la Celestina, fue tan excepcional que se ha llegado a contabilizar desde el año mil quinientos hasta el s xvii por encima de cien publicaciones en España y algunas más en otros idiomas como el italiano, francés ó hebreo.

La constitución de la obra está compuesta de un preámbulo, donde se produce el encuentro entre Calisto y Melibea, seguidos de dos partes, aunque la novela argumenta del amor desbordado de dos jóvenes. la autentica intérprete de la obra es la Celestina un protagonista que desempeña como trabajo el ser casamentera, que es facilitar los aproximaciones sexuales de las parejas a cambio de una montante determinada de dinero. El personaje de la Celestina es tacaño, mezquino y codicioso. Calisto no obstante es un joven con recursos y muy acaparador al contrario de Melibea que es la perjudicada que batalla contra sus principios a consecuencia de su moral.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las letras española es una de las más reconocidas del planeta por su riqueza cultural y su divulgación, muchos de sus publicaciones fueron traducidos a la mayoría de los lenguas posibles que se utilizan en el universo. Una de las obras más reconocidas ya no únicamente de nuestra literatura, sino de la Literatura Universal, debido a las oposiciones suscitadas alrededor a su origen y creador, es La Celestina, ó además denominada Comedia ó Tragicomedia de Calisto y Melibea, depende de las épocas. La autoría de esta magnífica novela se concede a Don Fernando de Rojas, aunque hay varias teorías acerca de quien ha podido relatar de dichos textos. La mayoría de los investigadores conceden la autoría a Fernando de Rojas, matizando que la redactó en dos instantes de su vida, la primera fase en el momento que era alumno en la Universidad de Salamanca, y por pavor a la inquisición, al haber sido judío neófito, no firmó la obra. La 2ª parte la hizo mucho posteriormente, en el momento que fue maduro de ahí las divergencias retoricas entre las fases, provocadas por la edad del autor y las modificaciones de la sociedad de la ocasión. Nos rememoramos según los estudios al reinado de los Rr.cc. en España, donde se produce la Unión de los reinos de Castilla y Aragón, la Reconquista a los árabes de la península ibérica, la conquista de América y la expulsión de los judíos perseguidos por la Inquisición.

canastillas

Los expertos de la literatura han discutido mucho alrededor de la manera de calificar el libro y en que género encuadrarla, en la novela ó en un drama, alcanzando a el resumen que es una obra que combina diversos géneros literarios que si bien tenga diálogos no se recomendaría interpretar de ahí que se recitara.

La Celestina obtuvo en su época infinidad de publicaciones. Conseguimos distinguir 2 fases la novela de la Farándula donde el libro tenía de 16 apartados y la Tragicomedia en el que el libro ya albergaba veintiun capítulos.

La publicación más vieja de La Comedia de Calisto y Melibea procede del año M I D en Burgos, conforme a algunos investigadores, al no tener la publicación que se ubica en New la primera página, esta obra podría que no sea la más vieja y prodría ser otra de Toledo del año Mil quinientos, ya no solo por no tener la 1ª página sino porque el creador es de Castilla la Mancha y con certeza la 1ª publicación la habría encuadernado en esa parte y no en Burgos. Sean 1500 ó mil cuatrocientos nonenta y nueve el primer año de publicación de la obra, lo verdad es que tuvo un gran éxito, que dio lugar a diversas publicaciones consecutivas de la Farándula que como hemos indiciado constaba de 16 capítulos.

canastillas

Después, unos tres años transcurridos, en 1502 se lanza una nueva edición de el libro que lleva por título La Tragicomedia de Calisto y Melibea con 21 capítulos. El acogimiento de esta nueva edición, nombrada desde del s xvii la Celestina, ha sido tan excepcional que se ha llegado a contabilizar a partir de el año 1500 hasta el s xvii más de cien ediciones en Este país y muchas más en otros lenguas como el italiano, francés ó hebreo.

La composición de el libro consta de un preámbulo, donde se produce el confluencia entre Calisto y Melibea, prosiguiendo de dos fases, aunque la publicación trate del amor enloquecido de dos jóvenes. la verdadera intérprete de el libro es la Celestina un personaje que tiene un trabajo el ser casamentera, que es facilitar los acercamientos sexuales de las parejas como trueque de una montante establecida de dinero. El personaje de la Celestina es cicatero, ruín y codicioso. Calisto por el contrario es un adolescente con recursos y bastante acaparador al contrario de Melibea que es la víctima que pelea contra sus principios motivados por su moral.

canastillas

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El coche eléctrico lo tenemos que estimar el automóvil más viejo que ha existido en el planeta. Previamente de que abundaran los automóviles de carburante, osea, que funcionan con combustible, muy contaminantes para nuestra atmósfera, y tan juzgados por el ruido que albergan. Aunque no lo parezca, en la primera parte del siglo XX, los vehículos eléctricos podían ser mayoría en las calzadas europeas, este hecho es la consecuencia de una razón, que han sido las investigaciones realizadas en los aspectos de la energía y el hechizo que alcanzaron un nivel jamás observado tiempos atrás, otra de las pioneras aplicaciones a esos novedades era la de mecanizar a los coches con objeto de aminorar los desplazamientos.

El primer vehículo eléctrico, conforme a los textos de la época, fue el de Robert Davidson, que realizó un hecho impactante para aquellos tiempos, que una locomotora llegase una velocidad de 6 km/h con la incorporación de una batería formada por zinc y ácido, no utilizó el petróleo.

Pienso para perros

Pronto se introdujeron la instalación de cables eléctricos para dotar de electricidad a los transportes públicos de las poblaciones para permitir la movilidad de sus ciudadanos mediante los tranvías y los trolebuses, todo puramente eléctrico, por el contrario, aquello no fue válido para los reducidos automóviles familiares ó de negocio, con ello, en el año mil ochocientos treinta y cinco más o menos un empresario de origen escocés de apellido Anderson y nombre Robert inventó un vehiculo con motor eléctrico de pequeñas medidas y muy simples.

Ya en el s XX los coches eléctricos podían ser los que mejor se comerciaban mucho por encima que los automóviles de motor de vapor ó los ya embrionarios motores de gasolina, además de algunos modelos de esos vehículos eléctricos consiguieron la velocidad de los 100 km/h.

Los vehículos de combustible de los tiempos de comienzos del siglo XX, podían ser mucho más perjudicial que los de ahora, por suerte que había pocos en circulación y solamente en áreas muy específicas, también tenían diversos asuntos como, por ejemplo, que fallaban mucho por las vias, dejándote tirado en cualquier sitio, tenían un ruido atronador y había que ponerlos en marcha con manubrio, lo que incomodaba mucho a los propietarios porque requería un sacrificio considerable en ocasiones, sin embargo los poseedores del combustible, que eran las fuertes compañias los cuales comercializaban dicho líquido tan grasiento y sucio, lograron hacerse con el mercado del vehículo, consiguiendo reemplazar al coche eléctrico, introduciendo el vehículo a propulsor de derivados del petróleo.

Pienso perros

En aquella etapa el automóvil eléctrico fue más fiable que el de petróleo, no tenía marchas ni tenía que utilizar nada de manubrio para arrancarlo, tenían un ritmo óptimo y del sonido ni que decir tiene, dado que eran bastante más silenciosos que sus homologos de carburante, pero ya hoy en el s XXI nos encontramos que sigue regresando el coche eléctrico con más energía, sin embargo todavía dispone de demasiado recorrido por hacer para que por las calles y autovias hallemos turismos de motor eléctrico.

Aun albergan una gran influencia en la tierra las compañías que manejan el combustible que sean las que determinan inclinaciones a los territorios para que no se les finalice el chollo y seguir nutriendo los propulsores con ese líquido que algunos le llaman el oro negro. Incluso tenemos que comentar que la batalla va a ser larga y dificil, ya que se continúa buscando en este mundo canteras de este líquido que además sirve para alimentar los propulsores con los vehículos que nos desplazamos diariamente sino que también se aplica para otro tipo de cosas como por ejemplo el plástico, tan común en bastantes utilidades domésticas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn