Accesorios para pescadores con recursos limitados

Habito en el interior, por ende no dispongo de llegada al mar, pero acostumbro asistir de vacaciones a la playa y estoy pensando en aficionarme a la pesca en el mediterráneo. El objeto de esta diversión es que enseguida me jubilaré y tendré tiempo para hacer otras experiencias una de ellas pescar. En ningún caso he practicado la pesca ni en rio ni en mar, lo de ejecutarlo en agua salada es porque voy a pasar bastante tiempo en el chalet de la costa y lo de tomar el sol en la playa tumbado en la arena ni siquiera puede ser una forma a mi modo de ver ni de pasar el tiempo ni de entrenar mi cuerpo, sobre todo por la infinidad de personas que hay en la playa que consiguen estorbar y ser ruidosos que impiden disfrutar de un buen día.

Creo que existen diferencias entre pescar en agua dulce y tienda de pesca en mar y que debería haber diversas tácticas para ambas posibilidades. Creo que pescar en mar resulta ser más difícil que relizarlo en el agua dulce, aunque esto es una opinión propia.

Para empezar a comenzarme en esto de pescar he de comprar los instrumentos que se requieren que imagino que son: la caña de pescar y todos los complementos que van asociados igual que el pato, anzuelos…etc.

Con objeto de no errar en la elección de todos y cada uno de los materiales de pesca que he adquirir me tengo que aconsejar de una señora apasionada a practicar la pesca en el mar que me aconseje que es lo que debo obtener y en qué tienda de pesca hallo todo más asequible. Otra opción es comprar todo en tiendas on line de pesca, según explican ciertos seguidores ha sido más económico adquirir por internet todos y cada uno de los artículos de pesca que hacerlo en el comercio de tu barrio.

Una de las actividades principales de eso de los accesorios de pesca en el agua salada es que las piezas que piquen las podría comer en mi domicilio y de esta manera no debo abonar estas facturas toda vez que reservo a un restaurante de la playa a comer pescado fresco cogido en el momento.

Entre los misterios excelentemente conservados de los pescadores resulta ser conocer el sitio donde más probabilidades hay de pescar excelentes piezas y eso te lo da la experiencia de lanzar la cañita en muchas ocasiones en ubicaciones distintos y advertir los más eficaces sitios que acostumbran a ser donde los peces pueden desplazarse a alimentarse.

Otro truco que me han dicho es en el momento que se pesca desde la costa y encontramos la orilla llena de algas que impiden visibilidad de donde permanece el anzuelo, esa situación puede ser bastante común algunos días. Para solucionar aquella situación lo mejor es colocar corcho al lado  del cebo para que se vea de manera perfecta.

El otro día un pescador padeció una puncion de un pez araña, este puede ser uno de los perjuicios que tenemos que chocarnos sobre todo cuando la marea se sitúa baja y estamos pescando descalzos en la orilla de las playas.

Si les sucede este acontecer lo óptimo es suministrar temperatura a la picadura esto suaviza el veneno que nos ha inyectado, por eso hay practicantes de la pesca que consiguen conseguir un chisquero para con su flama causar grados a la zona de la picada. En el caso que la picadura resulta ser muy lastimoso y se genera una hinchazón grande lo preferible es asistir al servicio de emergencias que existen en las costas en el cual te van a poner el pié en un baño de agua caliente con amoniaco durante cierto tiempo.

Tengo un colega que le encanta la pesca del pez de roca que debería existir en el mar y me ha expuesto que a él le resulta adecuadamente llevar de cebo trozos de frutas, otro no obstante me dice que la carne de pollo y algunos lácteos además lleguen a ser buenos con objeto de poner en los cebos.

Una de las reseñas que pretendo desarrollar esta semana, puede ser arrendar un pequeño navío con un piloto que lo maneje y sea especialista en pesca en el agua salada pilotando un barquito. Quiero pescar un pez más importante y al arrendar el barquito incluso conozco arriendan los equipos de pesca para atrapar presas más grandes de las que se pescan a partir de tierra. Para aquella andadura me acompañará mi convecino que además contiene muchas ánimos de experimentar aquello de practicar la pesca mar adentro, por si fuera poco de esta manera los precios del viaje los pagamos a medias.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn