En Barcelona tienes la mejor opción de diversión

Barcelona es una población que se distingue por poseer estupendos mesones y cafeterías donde consumir una buena ración sentado en una terraza de la parte vieja ó degustar unas tapas en algún local típico del centro urbano. He invitado a un colega a cenar juntos al objeto de no sentirme solo la primera velada y no desorientarme por las barrios, si bien tenemos que declarar que fue bastante difícil perder el rumbo en esta villa, debido a que sus calles han sido muy estructuradas. Mi querido amigo está en esta localidad demasiado tiempo y se mueve muy bien, debe conocer los puntos en los cuales uno se podría perder un día no festivo.

En barcelona y en este mes hay demasiados turistas que hacen que alguien no se sienta solo y la localidad se observe colorido por la noche debido a la cifra de sujetos de diferentes razas y edades que existen, que llevan ropa de moda de sus diferentes territorios, alegran la urbe.

Nuestro amigo me propuso asistir una película de cine que llegó ahora a la villa con mucha asistencia de gente, sin embargo, había tenido un día fuerte de trabajo que no me apetecía sentarme en una butaca de un local a observar un espectáculo, dado que existía la amenaza de dar cabezadas a lo largo de la actuación, otra idea que se le ocurrió es asistir a un concierto de un grupo musical famoso, sin embargo no había tickets a la venta, se habían agotado y no queríamos gastar más con un asiento que tendríamos que obtener en las inmediaciones del polideportivo de un barrio de Barcelona en el lugar que pensaban actuar los artistas.

La mejor opción fue asistir a cenar, donde pedimos unas tapas que si bien tenían exiguo capacidad estaban maravillosas al paladar, hacían mezclas de delicias que permitían que el bocado resultase un original deleite para el gusto, que a decir verdad es fácil de reconocer. Disfrutamos estas tapas con una copa de vino del Penedés, no alcanzo a recordar de la marca no obstante era un tinto muy ligero y afrutado, lógicamente la botella la acabamos y finalizamos la primera parte de la actividad de la noche con unos chupitos de sabores caseros que nos entonaron bastante.

Al salir del bar de raciones acudimos a un pub especializado en ginebras de importación, en el lugar que no pedimos unos gin tonic con tónicas correctamente aliñados que nos dejaron el cuerpo acondicionado para comenzar la fase final de la velada, que iniciamos en una sala inmensa que estaba llena de visitantes de otros países y varios españoles, el sonido de la sala no consentía charlar mucho, sin embargo puesto que el grado de alcohol se hallaba ahora abultado ni disponíamos de algunos deseos de conversar, solamente relatábamos detalles de las féminas que estaban por la discoteca, quedaban diversas muy estilizadas y bellas, morenas y rubias, pretendimos conversar con unas cuantas de las mencionadas Escorts Barcelona, pero tampoco estuvimos afortunados ó somos ya bastante mayores para las mencionadas señoritas más jóvenes. Otra barrera destacada era que el manejo del idioma inglés dejaba bastante que desear y pienso que tampoco podían entender aquello que les queríamos decir, que no era otra cosa irnos a el hotel de Barcelona con cualquiera de ellas. En último término llegamos a un local privado ubicado en la parte alta de Barcelona en el que descubrimos el ambiente deseable que he observado en mi vida en un local de este tipo.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn