La cerámica es una materia que se forma por la acción de varios fenómenos físicos

Hay profesiones que van desapareciendo en la cultura occidental, no es fácil conocer obreros que utilicen el lodo, el níquel o tal vez la envoltura del alcornoque sin adicionar con algunos componentes que van a modificar la imagen natural.

Vamos a analizar profundamente la facultad de emplear la arcilla para poder fabricar floreros que tienen detalles increíbles. Y además con este trabajo apreciamos la sabiduría de un pueblo, su poder adquisitivo, su estilo y por supuesto los vínculos comerciales que mantiene con otros países.

La cerámica del tallerdepati es una materia que se forma por la acción de varios fenómenos físicos y químicos y sus propiedades son realmente la consistencia además de su resistencia ante el calor, el aire o incluso el h2 o. Los seres humanos que habitaban en el planeta hace siglos conocían todas estas propiedades de manera que manipulaban el lodo con el propósito de realizar sus recipientes. Y por supuesto la terracota de ningún modo propaga la electricidad y por supuesto no se deteriora con sustancias químicas.

La alfarería es realmente dar forma y cocer el barro decorando posteriormente la pieza.

En las ciudades del norte de áfrica todavía continúan con procedimientos manuales. Para empezar combinan el lodo con agua y posteriormente le dan forma al objeto que consideran. La ornamentación de la artesanía de Marruecos junta la escritura marroquí con temas relacionados con la flora y la fauna e incluso elementos simétricos manteniendo la sencillez. En los talleres de Argelia aún se trae de un lugar a otro el lodo con mucha humedad y después se pone al sol unas 60 horas. Después de que ha estado al sol se fragmenta en partes muy pequeñas que se empapan de agua y posteriormente se aplana la masa.

Cuando crean las figuras, los artistas exhiben su capacidad y su arte. Estos objetos pasan por un proceso de cocción con la intención de que se endurezcan. Los dispositivos que generan calor suelen ser distintos, en El Cairo suelen tener forma de capirote y se componen de 2 partes, la parte que quema el comburente y además el espacio donde se meten las figuras. En dicha cámara se suelen amontonar las vasijas unas 6 horas alcanzando los 800 grados, tienen que introducir los objetos con delicadeza ya que es preciso que se calienten por todos lados.

El recubrimiento y sin duda el colorido en realidad son claves para descubrir de que sitio es la vasija, pues suelen haber costumbres instauradas que no se pierden y naturalmente distinguen unas vasijas de otras.

En túnez tras hornear la pieza se pone un esmalte de color blanco y a continuación se barniza con amarillo o añil y por supuesto se cuece de nuevo.

Las administraciones tienen que impulsar este empleo para que se siga prácticando ya que en realidad es un trabajo que se hacía en la antigüedad y sin duda genera muchas ventas en la actualidad.

Las mujeres y los hombres desean hacer obsequios únicos y obviamente una estupenda opción va a ser personalizar un jarro con los coloridos que queramos o tal vez ponerle algún epígrafe.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn